Saltar al contenido

Enfrentando el cambio

junio 10, 2019

Por Nadcha Soares, Consultora en Human Development Solutions

 

Cambio es la palabra más hablada en el mundo actual. Y eso no quiere decir que antiguamente no la conocíamos. En la escuela, hablábamos de grandes cambios climáticos, por ejemplo, al estudiar Geografía. También los cambios en la Historia de nuestro y otros países. Pero, todos estos cambios nos parecían bien fáciles de entender y creíamos que los pueblos del mundo, de alguna manera fueron adaptándose a estos cambios con el tiempo.

¿Y qué pasa hoy día con los cambios? ¿Qué ha cambiado en el último año? ¿O en el último mes? ¿O quizás en la última hora?

¡Pues sí, así son las cosas! Todo cambia a todo momento, y no nos damos cuenta de todo lo que cambia a nuestro alrededor, ¿verdad?

Les quiero hablar de un término que comenzó a utilizarse de forma generalizada en los años 90, y que hoy día se utiliza mucho en el mundo de la estrategia organizacional, es el VUCA. ¿Qué significa esta terminología? VUCA es un acrónimo (en su versión en inglés) y fue creado por el U.S. Army War College para describir la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad del mundo surgido tras el fin de la guerra fría. Sin embargo, podemos utilizar estas palabras para describir el mundo en que vivimos hoy. Así que en épocas de tanta incertidumbre, es vital que las organizaciones y sus líderes aprendan a gestionar los cambios y sus impactos.

En 2004, William Bridges lanza su libro “Dirigiendo el cambio” en dónde propone una distinción entre cambio y transición. Según Bridges, cambio está asociado a transformación de la circunstancia y del ambiente que cambia en la vida de las personas. Y la transición es el acomodamiento interno de las personas a esta nueva realidad. El cambio es el aspecto objetivo y observable del proceso y la transición es el subjetivo.

El cambio se puede dar de manera inmediata, mientras la transición puede tomar más tiempo e inclusive nunca darse. Tomemos como ejemplo cuando nos asignan un nuevo puesto de trabajo (cambio), luego viene la adaptación a esta nueva realidad (transición), que puede ser rápida o no.

Bridges menciona que toda transición pasa por 3 etapas:

• la primera, es el “soltar” o “dejar ir algo”, que tiene que ver con olvidarse de lo que fue dejado atrás (la condición anterior). Es en esta etapa la resistencia tiende aparecer. Ya que el sentimiento de pérdida puede surgir aquí.

• la segunda, es conocida como zona neutral. Es el proceso psicológico, que la persona tiene que pasar, para vivir bien con la nueva situación. Sentimientos como la confusión son comunes de experimentar en esta fase, pero también es un momento que se puede aprovechar para entender el proceso del cambio.

• y, la tercera, es el inicio del nuevo ciclo, en donde la persona ya vislumbra la nueva condición de forma más concreta.

Lo importante, en el proceso de cambio, es gestionar bien las 3 etapas para que el cambio se instale de manera efectiva.

Siempre decimos que el autoconocimiento es la herramienta más potente que tenemos, a fin de que uno sea más efectivo en sus procesos de crecimiento. Aquí, en el caso de vivir de manera más efectiva los procesos de cambio, no es diferente. Y una forma muy amigable, confiable y efectiva de autoconocernos, de cómo reaccionamos con los cambios, es entendiendo primeramente nuestro indicador de tipo psicológico a través de la herramienta MBTI®.

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) fue desarrollado por Katharine C. Briggs e Isabel Briggs Myers, a partir de los estudios de Carl G. Jung. Esta herramienta nos permite identificar nuestras preferencias con respecto a:
• Dónde enfocamos nuestra atención y energía, que puede ser con la preferencia a la introversión (I) o extroversión (E).
• Cómo percibimos la información y en qué información confiamos, que puede ser con la preferencia a la sensación (S) o intuición (N).
• Cómo tomamos decisiones, que puede ser con la preferencia al pensamiento (T) o al sentimiento (F).
• Cómo nos orientamos al mundo exterior, que puede ser con la preferencia al juicio (J) o a la percepción (P).

Al identificar nuestra preferencia en cada uno de estos cuatro pares de opuestos, obtenemos nuestra tipología, cada una tiene características únicas y especiales con fortalezas y oportunidades de desarrollo. Intuitivamente a través de la observación, es posible verificar que las personas reaccionan de manera diferente a los procesos de cambio. A algunas les puede parecer retador y hasta motivador, mientras para otras el cambio, significa estrés y confusión. Sin embargo, conocer nuestra tipología nos ayudará a entender no solamente qué reacciones podemos tener nosotros frente a una situación de cambio, sino cómo pueden reaccionar los demás frente a estas mismas situaciones.

Tabla de Tipos MBTI

Eso no quiere decir que podremos controlar todo, sino que permite a los líderes de equipos gestionar de manera más efectiva las etapas que él y su equipo inevitablemente experimentarán. Evitando conflictos, pérdida de productividad; reforzando los beneficios del cambio y hasta llegando a los resultados con más rapidez. Por ejemplo, una persona con preferencia a la extroversión (E), prefiere manejar nueva situación interactuando y discutiendo en voz alta. Necesitan participar activamente del cambio. Mientras una persona con preferencia a la introversión (I), va a necesitar tiempo sola para reflexionar sobre lo nuevo; su participación ocurrirá siempre después de que pueda reflexionar.

Y a los que tengan la preferencia a sensación (S), generalmente querrán saber: ¿Cuál será mi papel? ¿Cómo se conecta el cambio con las formas actuales de trabajar?, en cuanto que quiénes tienen la preferencia a la intuición (N), querrán saber: ¿Cómo contribuiré en el futuro? ¿Cómo se conecta el cambio con otras iniciativas?

Las personas que tengan preferencia al sentimiento (F), necesitarán saber qué personas serán consideradas, cuáles valores se tomarán en cuenta, la inclusión es importante, además de considerar las necesidades individuales. Y las personas que tengan preferencia al pensamiento (T), estarán preocupadas por la transparencia y razones de peso del proceso; así como querrán tener criterios claros, que apliquen para todos y conocer los pros y contras.

Cuando vamos a las preferencias juicio (J) o a la percepción (P), encontramos que la primera se enfocará en tener un plan claro, a anticipar contingencias y medir tiempos, fechas clave y metas, además de saber quién va a ser qué y cuándo. Y la segunda necesitará de un sentido de la dirección del viaje, un plan amplio con espacio para improvisar, así como flexibilidad para enfrentar los problemas que se presenten y tiempo para explorar antes de decidir.

Hay mucho más información disponible sobre cómo cada tipología maneja el cambio. Una vez que profundizamos en estos conocimientos, podremos ser más efectivos en nuestras interacciones con otros en momentos  complejos. Y como dice el dicho: “Lo único constante es el cambio”. Entonces, en momentos de tantos cambios, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, es importante conocer y usar nuestros comportamientos en beneficio de todos. Buscando con eso, ambientes laborales más armoniosos y productivos.

Taller Manejo del Cambio

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es utilizado por el 88% de las empresas de la lista Fortune 500 en sus programas de desarrollo.

El Myers-Briggs® se puede aplicar en talleres de manejo del cambio, comunicación, desarrollo de liderazgo, inteligencia emocional, toma de decisiones, manejo del estrés, manejo de conflictos e integración de equipos, entre otros.

Contáctanos para más información http://bit.ly/HDS_RRHH

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company en Español para Latinoamérica. Más información: contact@humandevelopmentsolutions.com (52.55) 56.68.02.69.

El punto de partida para la Inteligencia Emocional

mayo 27, 2019

por Cecilia Salazar, Consultor y Coach en HDS

En 1990, Peter Salovey y John Mayer desarrollaron el término inteligencia emocional, definiéndolo como el conjunto de habilidades que nos permiten identificar, comprender, controlar y valorar las emociones de nosotros mismos y de otros. Posteriormente, Daniel Goleman, escribe el libro “Inteligencia Emocional” y establece que no es la inteligencia cognitiva lo que se necesita para tener éxito en la vida, sino, la inteligencia emocional.

Personas con altos niveles de inteligencia emocional tienden a tener un mejor desempeño personal y profesional porque son capaces, entre otras cosas, de:

• Generar confianza
• Empatizar
• Persuadir
• Valorar diferencias
• Escuchar mejor
• Colaborar
• Ser más resilientes a obstáculos y contratiempos
• Responder de manera más asertiva al conflicto y a la ambigüedad
• Mantener la calma en situaciones estresantes
• Liderar con el ejemplo
• Recibir retroalimentación sin sentirse atacado(a)
• Reconocer sus errores

Los beneficios y el impacto que la inteligencia emocional tiene en los diferentes contextos y roles que desempeñamos, son evidentes, pero, pueden parecer difíciles de alcanzar, ¿por dónde empiezo?, ¿qué necesito?, ¿cómo puedo hacerlo?

El punto de partida para crecer y tener un mayor dominio de nuestra inteligencia emocional es el autoconocimiento, éste es el elemento clave con el cual tenemos que empezar. Usar una herramienta valiosa y confiable como el MBTI® para tener un mayor entendimiento de nosotros mismos y de los demás, es una gran alternativa.

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) fue desarrollado por Katharine C. Briggs e Isabel Briggs Myers, a partir de los estudios de Carl G. Jung. Esta herramienta nos permite identificar nuestras preferencias con respecto a:
• Dónde enfocamos nuestra atención y energía, preferencia a la introversión (I) o extroversión (E).
• Cómo percibimos la información y en qué información confiamos, preferencia a la sensación (S) o intuición (N).
• Cómo tomamos decisiones, preferencia al pensamiento (T) o al sentimiento (F).
• Cómo nos orientamos al mundo exterior, preferencia al juicio (J) o a la percepción (P).

Al identificar nuestra preferencia en cada uno de estos cuatro pares de opuestos obtenemos nuestra tipología, cada una tiene características únicas y especiales con fortalezas y puntos ciegos. Conocerla nos permite tener una mayor comprensión de nosotros mismos y de los demás.

El MBTI® también nos ayuda a generar tolerancia y comprensión frente a las diferencias y esto le da un significado diferente al desarrollo de nuestra inteligencia emocional. Nos permite reconocer que los demás pueden tener preferencias diferentes a las nuestras y eso, no nos hace mejores, peores, más o menos eficientes, simplemente, nos hace diferentes. Aprovechar y apreciar estas diferencias nos brinda la oportunidad de empatizar con las personas que nos rodean y, por resultado, establecer relaciones sociales más constructivas y positivas basadas en el respeto y en la confianza.

Es importante mencionar que cada tipología puede tener un estilo o manejo preferido de las emociones. Una persona con preferencia a la introversión (I) puede guardarse más sus emociones y centrarse en los elementos intrapersonales de la inteligencia emocional, aquellos que tienen que ver con el autoconocimiento y la autogestión. Las personas con preferencia a la extroversión (E), pueden tender a expresar sus emociones de manera más abierta, permitiendo a otros saber lo que sienten, centrándose más en los elementos interpersonales de la inteligencia emocional, aquellos que tienen que ver con la empatía y con la gestión de relaciones sociales.

Una persona con preferencia a la sensación (S) se puede fortalecer de la inteligencia emocional identificando cómo la forma en que percibe y utiliza la información, en ocasiones, puede impedirle abrirse a nuevas ideas y apreciar de manera global su entorno. Por otro lado, una persona con preferencia a la intuición (N) se puede fortalecer de la inteligencia emocional a través de identificar cómo la forma en que percibe y utiliza la información lo pueden llevar a generar una serie de posibilidades e ideas sin considerar, en ocasiones, la ejecución.

Una persona con preferencia al sentimiento (F) puede tender a identificar con mayor claridad cómo sus acciones impactan en las relaciones. Las personas con preferencia al pensamiento (T) pueden ser percibidas como más impersonales.

Las personas con preferencia al juicio (J) pueden encontrar en el orden, la estructura y la planeación, herramientas para gestionar el estrés. Así mismo pueden parecer firmes y con tendencia a terminar pronto con el conflicto. Las personas que prefieren la percepción (P), pueden optar por estrategias flexibles y exploratorias para enfrentar el estrés y pueden parecer más abiertas y con tendencia a aplazar el conflicto hasta explorar diversas posibilidades para enfrentarlo.

Una vez que exploramos el autoconocimiento y con esto detectamos nuestras emociones, podemos gestionarlas, dándoles el rumbo y la intensidad correcta. Cuando logramos lo anterior es momento de enfocarnos en comprender las emociones de los demás y cómo nuestras reacciones impactan en ellos; de esta manera el ciclo de la inteligencia emocional se cierra dando como resultado una gestión de las relaciones más sanas y exitosas.

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es utilizado por el 88% de las empresas de la lista Fortune 500 en sus programas de desarrollo.

El Myers-Briggs® se puede aplicar en talleres de inteligencia emocional, comunicación, desarrollo de liderazgo, toma de decisiones, manejo del estrés, manejo de conflictos, manejo del cambio e integración de equipos, entre otros.

Contáctanos para más información http://bit.ly/HDS_RRHH

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company en Español para Latinoamérica. Más información: contact@humandevelopmentsolutions.com (52.55) 56.68.02.69.

El “otro” que llevamos dentro

mayo 7, 2019

Por Rebeca Valencia, Consultor y Coach en HDS

 

¿Alguna vez te has sorprendido de tu respuesta ante una situación en la que te has desconocido? Después de que ha pasado ese momento terrible, posiblemente has pensado o dicho cosas como: “no sé qué me pasó”, “esa persona no era yo”, “estaba fuera de mí”, y sientes como si hubieras caído en las garras de un monstruo. Esto no suele pasar con frecuencia, y ha sido seguramente porque has estado muy cansado o bajo estrés prolongado.

Manejo Estres MBTI

El mundo acelerado y competitivo en el que vivimos genera en nosotros un continuo estado de alerta, que nos permite responder a las demandas del entorno, tanto laboral como personal, que es un terreno fértil para que aparezca este otro yo que llevamos dentro.

Al tener un episodio de este tipo, tal vez te gustaría saber que es normal y que te da la posibilidad de beneficiarte de él, si tan solo conociéramos cómo funciona nuestra personalidad. A finales del siglo XIX, Katharine Cook Briggs (1875-1968) y su hija Isabel Briggs Myers (1897-1980) estudiaron las ideas del psicólogo Carl Jung y las usaron para crear una herramienta muy poderosa que hoy conocemos ampliamente como MBTI® (Myers-Briggs Type Indicator®), la cual nos ayuda a entender la personalidad desde nuestras preferencias, a través de 4 dicotomías que describen:

Cómo obtenemos la energía (Extroversión (E)- Introversión (I). En esta dicotomía quienes prefieren la Extroversión se centran en el mundo exterior para obtener energía mediante la interacción con las personas y al hacer cosas. Quienes prefieren la Introversión, se centran en su mundo interior para obtener la energía, al reflexionar sobre información, ideas y conceptos.

Cómo obtenemos información (Sensación (S) – Intuición (I). Si prefieres la Sensación, advertirás y confiarás en los hechos, los detalles y las realidades presentes; mientras que, si prefieres la Intuición prestarás atención y confiarás en las teorías y las posibilidades futuras.

Cómo tomamos decisiones (Pensamiento (T) – Sentimiento (S). Los que prefieren tomar decisiones de Pensamiento, lo hacen mediante un análisis lógico y objetivo. Los de preferencia de Sentimiento, lo hacen aplicando valores centrados en las personas.

Cómo nos relacionamos con el mundo (Juicio (J) – Percepción (P). Quien tiene una preferencia en Juicio, tenderá a ser organizado y metódico, quien tiene su preferencia en Percepción, tenderá a ser flexible y a mantener opciones abiertas mientras que sea posible.

De las dicotomías que acabamos de presentar, es importante recalcar que no hay buenas ni malas, sólo definen nuestro tipo psicológico formado por un código de 4 letras, que se forma definiendo con cuál polo de cada una de ellas nos sentimos más cómodos. Así nos dan 16 posibles tipologías.

Tabla de Tipos MBTI

En las actividades que realizamos en el día a día, el tipo nos ayuda a entender en cuáles invertimos nuestra energía porque las disfrutamos más. Sin embargo, estas descripciones no son el resultado de la explicación lineal de cada letra, sino que hay una interacción entre ellas. Este juego o baile de las letras también nos ayuda a entender como cada tipología responde y se recupera de una situación de estrés.

Cada tipología tiene una función dominante (puede ser S o N o T o F) que es en la que confía más y que usa con mayor facilidad dentro de su actitud favorita de relación con el mundo (J o P). Los Extrovertidos lo muestran hacia el mundo exterior y los Introvertidos la mantienen en su mundo interno. Dando balance a ésta, se encuentra la función auxiliar, que es la que complementa a la dominante, y ambas funciones son conscientemente utilizadas por la persona.

Sin embargo, también, intervienen otras dos funciones: la terciaria y la inferior; que son las menos preferidas, las cuales aparecen en escena cuando caemos en las “garras del monstruo”, y que surgen para recuperar el equilibrio en una situación de estrés. El camino hacía las garras es pasando por las cuatro funciones antes mencionadas. En un inicio, exageramos nuestra función dominante porque es la más fuerte que tenemos, pero la usamos tanto que caemos en el extremo en la que deja de ser útil; además, dejamos de escuchar a la función auxiliar, que es la que nos da balance y soporte, pasando a manos de las funciones menos practicadas y es por ello, por lo que las usamos torpemente y nos desconocemos.

Así, una persona de tipología INTJ, por ejemplo, que tiene como preferencia dominante la Intuición Introvertida, apoyada por su Pensamiento Extrovertido, en una situación de estrés acudirá a la generación de posibilidades, pero que, paulatinamente, dejará de escuchar al Pensamiento que le trataría de ayudar a aplicar la lógica en la selección de esas alternativas generadas. Así, esta tipología se volverá catastrófica al imaginar todas las opciones sin razonarlas, hasta llegar a un punto crítico. Esto surge para nivelar a la Sensación Extrovertida con hechos y actividad meticulosa que expresará con torpeza.

Una vez conocido el camino “hacia las garras”, la recuperación hacia el equilibrio nuevamente será a través de regresar por el mismo camino, pero a la inversa, es decir, salir de lo que prefiere la función inferior, pasar a la preferencia terciaria, y luego a la auxiliar para finalmente alcanzar lo que nos hace sentir seguros y confiados en la función dominante. De tal forma que siguiendo el ejemplo INTJ. De estar en una preferencia de Sensación Extrovertida, pase a la de Sentimiento, que le ayudará a reconocer los efectos de su comportamiento en las personas y eso le haga ir hacía su función auxiliar de Pensamiento, razonando lógicamente los impactos hasta llegar a la dominante de Intuición Introvertida, en la que generará alternativas viables de solución.

Así que la próxima vez que de Dr. Jekyll cambies a Mr. Hyde, ya tienes la pócima secreta para dominarlo.

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es utilizado por el 88% de las empresas de la lista Fortune 500 en sus programas de desarrollo.

El Myers-Briggs® se puede aplicar en talleres de manejo del estrés, comunicación, desarrollo de liderazgo, inteligencia emocional, toma de decisiones, manejo del estrés, manejo de conflictos, manejo del cambio e integración de equipos, entre otros.

Contáctanos para más información http://bit.ly/HDS_RRHH

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company en Español para Latinoamérica. Más información: contact@humandevelopmentsolutions.com (52.55) 56.68.02.69.

 

Fortalece el desarrollo del talento en tu organización con las Soluciones HDS

abril 30, 2019

Durante las siguientes semanas, estaremos publicando aquí y en nuestras redes sociales, artículos e información importante (infografías, white papers y estudios) acerca de las Soluciones HDS y cómo pueden mejorar el desarrollo personal y profesional.

 

Nuevos retos. Nuevas soluciones.

Las organizaciones se enfrentan hoy en día con nuevos retos de cómo generar estrategias y ser altamente eficientes en la gestión del talento humano.

Aprovechar las herramientas y las intervenciones adecuadas para realizar esta gestión, les garantiza contar con el personal correcto para hacer que la organización tenga un éxito constante.

En Human Development Solutions calidad y experiencia es nuestra priodidad, somos expertos en selección, diagnóstico y desarrollo de talento. Nuestro objetivo es proveer de soluciones que hagan la diferencia para lograr resultados extraordinarios a través del talento en la organización.

Utilizamos assessments (personalidad, habilidad, motivación, competencias, desarrollo, etc.) que soportan los resultados más sólidos y sostenibles en el mercado para impulsar el futuro de las organizaciones.

Potencializa el talento de tu empresa

Nuestro equipo de expertos ha creado soluciones integrales únicas para consultores, coaches, empresas y organizaciones que les permitan lograr rendimientos excepcionales. Entre ellas están: altos potenciales, calidad de vida, coaching (herramientas para coach y para coachee), comunicación efectiva, desarrollo individual, equipos de alto rendimiento, inteligencia emocional, liderazgo (identificación y desarrollo), manejo de conflictos, motivación y compromiso, planeación de carrera y outplacement, retención y resiliencia, selección de personal, y ventas y atención a clientes (selección y desarrollo).

 

Descubre cómo nuestras soluciones integrales te ayudarán a lograr resultados excepcionales.

Contáctanos al (52.55) 56.68.02.69

Conoce más en: http://www.humandevelopmentsolutions.com

HDS es el único certificador y distribuidor autorizado de Myers-Briggs Company en México en español para Latinoamérica.

HDS es Premium Reseller de SHL en México.

MBTI – Tipos de Personalidad

marzo 7, 2019

Publicado anteriormente por The Myers-Briggs Company

¿Qué es el assessment MBTI®?

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es un assessment de personalidad diseñado para aplicarse tanto en el trabajo como en la vida diaria. Ayuda a la gente a identificar cuatro preferencias de personalidad básicas, que se combinan para formar tu tipo de personalidad MBTI®. Comprender los resultados del Myers-Briggs® puede ayudarte a entender y apreciar las diferencias naturales que existen, en la forma en que la gente piensa, se comunica, interactúa –las diferencias que pueden ser la fuente de muchos malentendidos.

El MBTI® surge a partir de la teoría psicológica de los tipos de Carl Jung, y ha sido perfeccionada durante décadas de investigación; el assessment MBTI® ha sido utilizado por más de 70 años, con el objetivo de proporcionar un mejor auto-conocimiento y entendimiento interpersonal, en personas de todas las edades y contextos. Se ha traducido a más de 20 idiomas para poder ser aplicada en todo el mundo.

¿Qué hace a la prueba MBTI® diferente a todas las otras pruebas de personalidad que he oído existen?

El Myers-Briggs® fue la primera herramienta diseñada para describir los tipos de personalidad saludables y normales. Identifica 16 tipos de personalidad igualmente válidos.

El conocimiento de los tipos psicológicos ayuda a la gente a entenderse mejor y a los demás, lo que da por resultado una interacción más efectiva y satisfactoria.

Ninguna otra prueba de personalidad tiene el respaldo del tiempo invertido en investigación y de años de uso como el MBTI®, que ha sido aplicado a millones de personas alrededor del mundo. El MBTI® es actualizado constantemente, gracias a investigaciones contínuas, para asegurar su habilidad de identificar diferencias significativas en la personalidad.

¿Qué es un tipo psicológico de personalidad?

El tipo psicológico es un concepto desarrollado por el psicólogo suizo Carl Jung (1875-1961), quien describió diferentes patrones de conducta normal, resultado de la tendencia innata de la gente de usar su mente de diferentes formas. Su tipo psicológico, también llamado “tipo de personalidad”, es el patrón de conducta que suele mostrar. En el Myers‐Briggs Type Indicator®, el tipo se define a partir de las preferencias entre Extroversión o Introversión, Sensación o Intuición, Pensamiento o Sentimiento y Juicio o Percepción.

Las cuatro preferencias se combinan para formar uno de 16 tipos de personalidad, cada uno indicado por un código de cuatro letras (ENFP, ISTJ, etc.).

¿En qué me ayuda conocer mi tipo de personalidad?

Conocer tu tipo te ayudará a comprenderte mejor a ti mismo, así como a tus comportamientos. También te ayudará a apreciar los estilos de comportamiento de los demás y por lo tanto a interactuar más positivamente, con las diferencias que existen entre tú y otras personas. Al entender mejor tus propias fortalezas, podrás aprovechar mejor las oportunidades para funcionar más efectivamente en el trabajo y en la vida diaria. Muchas personas, han utilizado el conocimiento de su tipo MBTI® para ayudarse a encontrar un trabajo satisfactorio, elegir una carrera, mejorar su efectividad y satisfacción en el trabajo y su interacción y relaciones con los demás.

¿Qué significan las letras asociadas con la prueba MBTI®?

El assessment MBTI® ayuda a la gente a descubrir y entender su tipo de personalidad, identificando sus preferencias entre cuatro pares de opciones opuestas. Cada una de estas opciones está representada por una letra:

Extroversión (E) o Introversión (I): tu preferencia indica si tiendes a centrarte y obtener energía de personas y actividades “externas a ti” (E) o de tu propio mundo interno de pensamientos y reflexión (I).

Sensación (S) o Intuición (N): tu preferencia indica si tiendes a enfocarte en información real y tangible (S) o a ver todo el panorama y las conexiones entre los hechos (N).

Pensamiento (T) o Sentimiento (F): tu preferencia indica si tiendes a tomar decisiones con un análisis lógico (T) o considerando lo que es importante para ti y para todos los involucrados (F).

Juicio (J) o Percepción (P): tu preferencia indica si en general te gusta vivir su vida de forma planeada y ordenada (J) o de forma flexible, espontánea (P).

La información técnica sobre la investigación y las propiedades psicométricas detrás de la herramienta MBTI® están publicadas en el Manual de MBTI® y en otras publicaciones científicas. Se puede tener acceso a actualizaciones recientes en: https://ap.themyersbriggs.com/research-white-papers.aspx

¿Por qué debo pagar por el assessment MBTI® completo, si hay tantas pruebas gratuitas en internet?

Nuestro objetivo es proporcionarte una experiencia altamente acertada, respaldada por investigaciones que te den resultados válidos y confiables, así como ofrecerte una herramienta de aprendizaje en constante desarrollo que incluye consejos prácticos.

Es un proceso de desarrollo, de conocimiento, de vivencias y de conversaciones, que te ayudarán en tu self-awareness (autoconocimiento), comunicación, relaciones interpersonales, manejo de conflictos, entre otros.

Sabemos que existen pruebas de personalidad alternativas en el mercado. El MBTI® está diseñado para quienes buscan algo más allá que una prueba de personalidad informal. Nuestro objetivo es proporcionar una exploración integral del tipo de personalidad relevante para cada usuario.

Invertimos continuamente en investigaciones para optimizar las evaluaciones, y así incrementar su confiabilidad y relevancia, y continuamente estamos en busca de nuevos resultados e ideas para compartir con nuestros usuarios. Nuestros precios te aseguran que seguiremos trabajando para proporcionarte una experiencia completa, que refleje nuestros valores y objetivos al entregar el poder del MBTI® a personas de todo el mundo.

¿Con el tiempo cambiará mi tipo?

No. Como tu tipo es innato, no es probable que tus preferencias básicas cambien. Sin embargo, el tipo se desarrolla a lo largo del curso de vida de una persona.

Jung tenía la teoría de que las personas tienen una necesidad innata de crecer, y que tienen todo lo que necesitan dentro de sí mismas para ser individuos saludables y efectivos. El tipo psicológico es la brújula que guía este proceso de crecimiento.

Contáctanos para más información http://bit.ly/HDS_RRHH

 

¡Aprende a administrar y aplicar evaluaciones de clase mundial!

Certifícate en Myers-Briggs ►http://bit.ly/MBTI-Cert

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es utilizado por el 88% de las empresas de la lista Fortune 500 en sus programas de desarrollo.

Dirigido a coaches, consultores y profesionales en recursos humanos y capacitación. Psicólogos y especialistas en desarrollo humano.

Aplica el Myers-Briggs® en talleres de comunicación, desarrollo de liderazgo, toma de decisiones, manejo del estrés, manejo de conflictos, manejo del cambio e integración de equipos.

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company en Español para Latinoamérica. Más información: (52.55) 56.68.02.69.

Certificación MBTI en nuevos países de Latinoamérica

febrero 11, 2019

Estamos muy contentos de anunciar que durante el 2019, estaremos ofreciendo los primeros Programas de Certificación MBTI® oficiales en Ecuador (20 al 23 de febrero) y en Perú (4 al 7 de junio).

También llevaremos a cabo las certificaciones en Argentina (10 al 13 de abril) y en Chile en agosto de este año.

Consulta el calendario completo de los programas de certificación y especialización de HDS Academy aquí ►http://bit.ly/Calendario-HDS

 

Nuestros programas se imparten en español, cuentan con validez internacional, y son avalados por The Myers-Briggs Company.

 

Todo comenzó en el 2013 con un país: México. En 2016 realizamos la primera certificación en MBTI® en Chile, y en 2018 en Argentina. A partir del 2019 ofreceremos el programa de Certificación en Myers-Briggs® en Ecuador y Perú.

 

El Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es la herramienta de autoevaluación más confiable y respetada en el mundo, para el conocimiento de la tipología y preferencias. El MBTI® cuenta con más de 70 años de experiencia, y presenta aplicaciones para el desarrollo de: comunicación, toma de decisiones, manejo del estrés y conflictos, integración de equipos, entre otros.

En la actualidad, el MBTI® se utiliza en 115 países, está disponible en 29 idiomas, ha sido utilizada por 88 de las 100 empresas de Fortune en los últimos cinco años, y lo han realizado millones de personas en todo el mundo.

Aprende a administrar y aplicar diagnósticos de clase mundial

El programa de certificación en Myers-Briggs® está diseñado para brindarte la información y la experiencia necesaria, para comenzar a utilizar los assessments MBTI®. Al completar con éxito el curso podrás administrar los assessments MBTI® Step I ™ y Step II ™, en una amplia variedad de temas, que incluyen:

• Mejorar el rendimiento del equipo (integración de equipos)
• Desarrollando líderes

• Estimula la empatía y el apoyo
• Gestionando conflicto

• Inteligencia Emocional
• Mejora la comunicación y relaciones (personales y profesionales)

• Manejo de conflictos
• Manejo del estrés
• Guía de exploración de carrera
• Entre otros

 

A través de este programa dinámico e interactivo, aprenderás cómo administrar de manera profesional y ética el Myers-Briggs Type Indicator®. El plan de estudios de cuatro días incluye:

• Una visión general de la teoría del tipo psicológico
• Exploración de las cuatro dicotomías que resultan en los 16 tipos de personalidad
• Aplicaciones comunes del instrumento MBTI® cuando se trabaja con individuos y organizaciones
• Sesión de desarrollo de habilidades para dar retroalimentación de tipo básico
• Ejercicios para reforzar el aprendizaje de los participantes
• Discusiones sobre el uso ético

El Programa de Certificación está dirigido a consultores y profesionales de recursos humanos (RR. HH.), coaches, especialistas en capacitación y desarrollo organizacional, consejeros, psicólogos, entre otros.

Contáctanos para más información http://bit.ly/MBTI-Cert

 

Human Development Solutions es único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company para ofrecer MBTI®, TKI®, Firo-B® y Strong® en México y Centroamérica.

Negociaciones por correo electrónico con el modelo de conflicto TKI

enero 26, 2019

por Ralph H. Kilmann, co-author de Thomas-Kilmann Conflict Mode Instrument® (TKI®)

Existe un rápido aumento en el uso de intercambios de correo electrónico para resolver todo tipo de conflictos personales y laborales. En lugar de dedicar tiempo adicional a las llamadas telefónicas, las reuniones virtuales o las conversaciones personales tradicionales, las personas envían mensajes de texto o correos electrónicos sobre sus inquietudes y soluciones entre sí.

Quizás este cambio de usar la palabra hablada a la escrita sea una consecuencia evolutiva de nuestro mundo acelerado y del rápido crecimiento de Internet y los dispositivos móviles. Pero es importante considerar si los cinco modos de manejo de conflictos (Competidor, Colaborador, Concesivo, Elusivo, Complaciente) pueden usarse tan efectivamente con la escritura, como puede hacerse con el habla.

En varios de mis cursos, discuto los ocho atributos clave de la situación que determinan, cuándo es más probable que cada uno de los cinco modos de conflicto sea efectivo. Estos atributos tienen que ver con que el conflicto sea simple o complejo (unidimensional o multidimensional), la importancia relativa del conflicto para cada persona, la cantidad de tiempo disponible para la discusión (antes de que se tenga que tomar una decisión), la cantidad de confianza y compenetración para compartir abiertamente las necesidades y preocupaciones, si las personas tienen habilidades para comunicarse y escuchar, entre otras cosas.

Varias de estas habilidades clave son relevantes para el uso del correo electrónico, lo cual puede limitar de manera importante lo que se puede hacer, si las personas confían exclusivamente en este medio para resolver sus disputas. Especialmente cuando las personas envueltas en algún conflicto no se conocen muy bien y, en algunos casos, ni siquiera han tenido algún contacto en persona, es difícil establecer confianza, lo cual es necesario para utilizar el modo de colaboración. Además, he descubierto, que la mayoría de las personas son más selectas con respecto a lo que dicen y cómo lo dicen cuando están en una reunión cara a cara (cuando hay una oportunidad de leer señales sociales, captar expresiones faciales, escuchar el sonido) de la voz que está hablando, y recibe retroalimentación instantánea si se malinterpreta algo) que cuando las personas usan la palabra escrita a través de una computadora, sin ver a los ojos o sentir el corazón de los destinatarios de sus correos electrónicos.

De hecho, he encontrado que cuando las personas escriben correos electrónicos, a menudo no revisan sus frases para asegurarse de que tienen el tono correcto, y han expresado efectivamente su significado intencionado, y mucho menos cómo sus palabras pueden ser interpretadas (mal) por otros. Las personas a menudo “disparan” correos electrónicos o mensajes de texto con poca reflexión y retórica muy pobre. Si este es el caso, entonces la calidad de la comunicación en el lugar del correo electrónico tampoco es compatible con el modo de colaboración. Y si el conflicto es multidimensional, lo que abre las puertas a la posibilidad de una solución integradora (con el modo de colaboración), debería ser evidente que es difícil expresar la complejidad en un correo electrónico unidireccional mal concebido.

Si las personas también tienen prisa por resolver un conflicto (y, por lo tanto, no se toman el tiempo para llamar, usar Skype o reunirse en persona, lo cual permitiría una mayor comunicación, confianza, señales sociales y empatía), es más difícil abordar un problema complejo con el modo de colaboración, que lleva tiempo, a veces mucho tiempo.

Entonces, cuando hay poca oportunidad de desarrollar una buena relación y confianza; cuando las personas son apuradas por el tiempo; cuando el conflicto es complejo; cuando el tema es muy importante para todos los interesados; cuando las personas tienden a ser descuidadas, vagas e imprecisas en la forma en que escriben y expresan sus necesidades e inquietudes en un correo electrónico, puede olvidarse de usar el modo de colaboración de manera efectiva y, por lo tanto, no podrá realizar una síntesis a través de un correo electrónico. Intercambio que realmente satisface las necesidades más importantes de todos.

Como sugiere lo anterior, los correos electrónicos son probablemente mejores para resolver conflictos simples, de importancia relativamente baja para cada persona, en aquellos casos en que el tema no genera emociones fuertes (lo que requeriría una confianza y una relación ya establecidas, para que las personas compartan sus verdaderas necesidades y deseos en un correo electrónico), y cuando no hay mucho tiempo disponible (o no vale la pena) para resolver el problema en una reunión en persona.

Por lo tanto, cuando los atributos situacionales apuntan a los beneficios del modo concesivo, entonces se usa este modo durante los intercambios de correo electrónico, junto con el modo competidor (afirmando las necesidades de uno, en su mayoría de manera objetiva, no emocional) y el modo de complaciente (cuando el tema es más importante para la otra persona).

Pero en esos casos, cuando las personas utilizan regularmente el correo electrónico para abordar sus conflictos más importantes, complejos y emocionalmente cargados, a menudo tienen bastante tiempo antes de tomar una decisión., y cuando no son particularmente expertos en escribir oraciones de una manera reflexiva y sincera, tendría que llegar a la conclusión de que estas personas estaban, en realidad, utilizando el modo elusivo (independientemente de qué modos de conflicto aparentemente se estaban expresando en el cuerpo de sus correos electrónicos) para que no tuvieran que enfrentar sus sentimientos reales o compartir sus verdaderas necesidades, pero podría, en cambio, esconderse detrás de su tecnología de correo electrónico.

HDS Academy llevará a cabo su próximo Programa de Especialización en TKI® en español, los días 11 y 12 de febrero de 2019.

 

Si deseas más información acerca de la especialización en TKI®, haz clic aquí. Participa en este programa en español único en México y Centroamérica, dirigido a: coaches, consultores y profesionales en recursos humanos y capacitación. El TKI® se puede utilizar con la evaluación MBTI® para la mejor comprensión de la personalidad y la gestión de conflictos.

¡Contáctanos! Human Development Solutions (HDS) es el único certificador y distribuidor autorizado por The Myers-Briggs Company para ofrecer MBTI®, TKI®, Firo-B® y Strong® en México y Centroamérica.

A %d blogueros les gusta esto: