Skip to content

Comportamiento bajo estrés

noviembre 29, 2012

Por Diana Escobar Barrón, consultora de HDS

La mayoría de las personas hemos enfrentado situaciones que nos provocan estrés severo y, a veces la forma de comportarnos ante esto, puede que nos haya sorprendido o hasta asustado. Esto es porque experimentamos pensamientos, sentimientos y conductas irracionales. También podemos tener la sensación de estar fuera de control, fuera de nosotros mismos y no reconocernos en ese momento, ya que no es la manera habitual de comportarnos. A este comportamiento bajo estrés Jung lo llamó “función inferior” y Naomi L. Quenk lo llama “estar en las garras” (“In the grip”)1.

De acuerdo a Quenk, “estar en las garras” del estrés se desencadena por fatiga, enfermedad, estrés psicológico o físico, crisis de vida, alcohol o drogas. Al estar experimentado estrés severo la persona se vuelve incapaz de comportarse desde los aspectos más cómodos y funcionales de su personalidad, es entonces cuando surgen los aspectos inconscientes y menos conocidos de nuestra mente y toman el control. Desde luego, sentir que se está “en las garras” de algo extraño y desconocido resulta incómodo y alarmante, en especial si los episodios se repiten constantemente o la persona está “atrapada” en el estrés.

Pero ¿Cómo se manifiesta el estrés en el ámbito laboral? la persona sometida a constante estrés puede generar baja productividad, aumento de conflictos, pobre desempeño y otras situaciones que afectan negativamente a la organización. Aplicando la teoría y conceptos del instrumento Myers-Briggs Type Indicator® (MBTI®) es posible identificar y predecir los síntomas de estrés. El estrés se expresa de manera diferente en cada uno de los dieciséis tipos, las personas de cada tipo piensan y se comportan de manera particular, tienen signos externos de estrés, eventos estresores y “disparadores” específicos, así como elementos para facilitar regresar a un estado normal y funcional.

Si bien “estar en las garras” del estrés es una experiencia desagradable, el conocimiento de esa parte oscura y negativa de nosotros mismos nos ayuda a comprendernos, a hacernos responsables de nuestras decisiones y acciones y de las consecuencias de las mismas, se evitan las excusas para hacer o no hacer algo. Esto ocurre porque el autoconocimiento nos lleva a crecer personal y profesionalmente. Aprender a enfrentar y manejar situaciones que nos resultan estresantes de forma asertiva siempre resultara beneficioso para nosotros mismos y para las personas que nos rodean, tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Conozca más de su función inferior: aplique su MBTI®.
Para más información, haga clic aquí: http://www.humandevelopmentsolutions.com/mbti.html

(1) In the Grip. Understanding type, stress, and the inferior function. Naomi L. Quenk. Mountain View, Ca. Daves-Black Publishing. 2002

Save

Save

Anuncios
One Comment leave one →
  1. yania mercado permalink
    julio 26, 2013 11:59 am

    Hola estoy contenta de haber encontrado este blog,hay temporadas que me estreso mucho,y me dan todos los sintomos,pero necesito aun reconocer mis limites,yo tiro,tiro y despues caigo en el precipicio del ansia mi problema es el no saber y reconocer mis limites………gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: